Una de las cosas que no pensamos cuando probamos el yoga por primera vez, es que nos cambiará la vida.
Tal vez no ese mismo día, ni semana o incluso año, tal vez pase un tiempo entre que des este primer paso y puedas entender la magnitud del mismo, pero sucederá, y confiando en eso, te incitamos a que lo intentes.

El yoga es un filosofía de vida, aunque llegue a tu puerta como una manera de calmar un dolor de espalda o respirar mejor. Llegará un momento donde entenderás es mucho más que eso.
El yoga te abre un espacio nuevo, a veces difíciles de conseguir con el movimiento de los días, tareas y obligaciones. Te conecta con tu cuerpo, volviéndote consciente sobre el, sobre la respiración, y como ambos se intercomunican durante la práctica.

El yoga también te hace bajar revoluciones, estar más en el presente, en las pequeñas cosas, en lo real, en lo importante.

Creemos que hay muchas razones que te llevan al yoga, pero solo luego de encontrarte sinceramente contigo mismo en la esterilla, esforzándote, enojándote, sonriendo, llorando, descansando o luchando contra tu propia mente, sólo entones entiendes la importancia que el yoga puede tener un tu vida, dentro y fuera del mat.

el-yoga-como-estilo-de-vida

Desde Nexo buscamos transmitir la importancia de esta práctica en una vida normal, con otras tareas, en un ritmo veloz o más pausado, trabajando en una ciudad grande o desde casa. No importa que solo le puedas dedicar cinco minutos por la mañana, por la noche, o en el huequito de tiempo que tengas, lo importante es detenerse un momento y poder volcarse hacia uno, volviéndose consciente para poder disfrutar y vivir un poquito más el momento.

Una de las partes claves de la práctica de yoga son los Saludos al Sol, que son una serie de asanas (posturas) que benefician muchísimo al cuerpo y mente, además de despertar todo tu sistema nervioso para que funcione mejor durante el día.

El Saludo clásico es una secuencia de 12 asanas, que van fluyendo e interconectándose a través de la sincronía de la respiración.

Esta práctica tiene entre sus beneficios:

1. Desintoxica: Durante el saludo al sol, los pulmones son ventilados profundamente, se activan los sistemas detox de nuestro cuerpo (circulatorio, digestivo, linfático) Y además cuando la respiración y el cuerpo fluyen juntos se

genera calor interior y se logra el proceso de purificación integral.
2. Beneficia todos los sistemas del cuerpo: respiratorio, digestivo, circulatorio, muscular, nervioso, endocrino y somático y esto se refleja en un mejor estado de salud, mejor postura corporal e incluso en el brillo del rostro ya que se previene el envejecimiento de la piel, huesos y órganos internos.
3. Mejora la digestión por los movimiento que generan compresión y descompresión de los órganos abdominales. Estos reciben un masaje ayudándolos a mantener su óptimo funcionamiento, eliminar desórdenes digestivos como el estreñimiento y mejorar el confort digestivo.
4. Fortalece todo el cuerpo: la espalda, abdomen y brazos, ya que se trabaja el 90-95 % de la musculatura.
5.Tratamiento natural para la ansiedad y el estrés: equilibra y normaliza el sistema nervioso y la actividad de las glándulas endocrinas, además de calmar la mente.

Hay muchas razones más, y probablemente tu encuentres las tuyas. Nosotros por nuestra parte seguiremos compartiendo sobre esta filosofía de vida que nos invita a una vida más simple, natural y consciente.